CELEBRACIÓN 40 ANIVERSARIO ACP GRANADA

ACP GRANADA celebra su cuarenta aniversario inmersa en una etapa de cambios para el sector de la construcción

DESCARGAR VÍDEO Y FOTOGRAFÍAS
Desde su constitución en la primavera de 1977, la Asociación de Constructores y Promotores (ACP) de Granada ha sido testigo de excepción de un sector que ahora mira el futuro con otros ojos. Desde la primera línea, la ACP ha sido testigo del desarrollo urbanístico de Granada, de los años del boom, de la crisis y de una incipiente recuperación que está cambiando de la noche a la mañana todos los esquemas. Cuatro décadas, y vaya cuatro décadas, en las que la ACP ha puesto por delante la defensa de un sector sin el que hoy no podría entenderse ni el entorno físico ni la economía de Granada. Con sus luces y sus sombras; sus años dorados y sus años oscuros.

Para celebrar su cuarenta aniversario, la Asociación de Constructores y Promotores apostó por rendir homenaje a los suyos. En el acto celebrado en la Cámara de Comercio, la ACP recordó a los seis presidentes históricos que ha tenido la asociación, desde el fundador, Antonio Muñoz Molina, hasta Enrique Legerén, último presidente antes de la elección de Juan de Dios Molinero, actual presidente de la asociación. Muñoz Molina, al igual que Manuel Torralbo de la Plata, Emiliano Rodríguez, Mariano Luján, José Manuel Hidalgo y Legerén subieron al escenario para recoger un galardón con el que la actual Junta Directiva quiso reconocer sus años de dedicación por el sector.
También aprovechó la oportunidad la Asociación de Constructores para dar las gracias públicamente a las empresas que forman parte del colectivo desde su fundación, supervivientes de éxito como la Inmobiliaria Osuna, Construcciones Rodríguez, Grupo Inmobiliario Rodríguez Torres, Grupo Luna de Granada y Construcciones Rafael Pereira.

En un salón de actos lleno de empresarios y representantes políticos e institucionales, el presidente de la ACP, Juan de Dios Molinero, confirmó que la unión es el único camino que lleva al éxito, y confió en que este principio guíe los pasos del sector durante al menos otros cuarenta años. Molinero hizo un repaso por los retos de futuro del sector, íntimamente ligado, entre otras cosas, al desarrollo de las infraestructuras y la inversión pública. El presidente de los constructores y promotores granadinos instó a las administraciones a potenciar la inversión en obra pública, aumentando la licitación y fomentando una regulación de las bajas en la adjudicación, que en muchas ocasiones llegan al 50% y son un obstáculo para el fin último del sector: entregar productos de calidad y en plazo, generando a su vez empleo y riqueza para su entorno.
Hablando de infraestructuras, Molinero instó a las administraciones a la finalización de las infraestructuras, que sitúa a Granada “a la cola de toda España”. El presidente de los constructores llamó la atención sobre el AVE y la Segunda Circunvalación, pero también sobre proyectos aún no iniciados como el eje ferroviario transversal andaluz, el cierre del anillo de la Circunvalación, las depuradoras de aguas residuales o las conducciones de la Presa de Rules. “Sin estas infraestructuras estamos limitando el desarrollo y el futuro de Granada”, apuntó Juan de Dios Molinero, recordando que Granada “tiene trabajo por delante” y que es necesaria una apuesta decidida de las distintas administraciones para “recuperar el tiempo perdido”.
Del futuro del sector también habló el economista y presidente del Consejo Social de Granada, Santiago Carbó, que fue el encargado de cerrar el acto de celebración con una visión general del horizonte hacia el que se encamina la construcción y la promoción de la provincia. Carbó, que confirmó que 2017 es otro año de recuperación para el sector, indicó que la recuperación de los salarios también es clave para el futuro de la construcción y la promoción, ya que facilitará el acceso a la vivienda de los jóvenes y los nuevos hogares. Pese al obstáculo del stock de vivienda, el economista confirmó que “si la economía sigue creciendo, el sector de la construcción seguirá haciéndolo”, lo que conllevará una mejora esencial del empleo. Como reto de futuro, Santiago Carbó animó a los empresarios granadinos a iniciar el camino de la digitalización.